Cuidado de cactus y suculentas para principiantes


Bien, acabas de regresar de la tienda con tu primera planta de cactus, o quizás compraste una de esas pequeñas plantas de aspecto divertido con una etiqueta pegada en la maceta que dice "Suculentas surtidas". Es posible que se pregunte, "¿cómo me ocupo de esto?"

Lo primero que debe darse cuenta es que las palabras "cactus" y "suculentas" son términos generales. Los cactus pertenecen a una familia específica de plantas, pero las especies provienen de hábitats muy diferentes. Muchos cactus, como los del género Ferocactus, son verdaderos habitantes del desierto. Otros, como los del género Equinopsis, viven en los pastizales de América del Sur, los del género Oreocereus viven en las altas montañas de los Andes, y los del género Epiphyllum viven en selvas y ni siquiera viven en el suelo, sino sobre otras plantas.

Cuando se habla de suculentas, se vuelve aún más loco. El término "suculenta" es completamente no científico. Básicamente, puede referirse a cualquier planta con partes carnosas (hojas, tallos o raíces), generalmente adaptadas para almacenar humedad en épocas de sequía. Estas plantas provienen de todo el mundo y viven en todos los hábitats diferentes.

¿Por qué necesitas saber todo esto? Bueno, cuanto más sepa sobre su "Planta suculenta variada" o "Planta africana de cremallera", más posibilidades tendrá de cultivarla con éxito. Si tienes la suerte de vivir en una zona que tiene un club local de cactus y suculentas, visita una de sus reuniones, trae tu planta y prepárate para conocer todo tipo de cosas sobre ella, como cuál es su nombre real, dónde las plantas de este tipo crecen en la naturaleza y las condiciones de crecimiento que le gustan.

Si no tiene tanta suerte de tener un cactus local y un club de suculentas cerca o simplemente está demasiado ansioso por comenzar a cuidar a su nuevo bebé, no todo está perdido. Hay algunas reglas generales que se pueden aplicar a esas plantas que llamamos cactus y otras suculentas.

Riego y fertilización

Mucha gente piensa que los cactus y las suculentas requieren una pequeña cantidad de agua de vez en cuando. Si bien es cierto que estas plantas son resistentes y, por lo general, pueden sobrevivir en tales circunstancias, lo más seguro es que no prosperen.

Durante su temporada de crecimiento, a estas plantas les gusta el riego y la fertilización regulares. Para la mayoría, el período de crecimiento es de primavera a otoño. Muchas plantas descansan (dejan de crecer) desde finales del otoño hasta principios de la primavera, cuando las temperaturas son frescas y la luz del día es corta, y durante la mitad del verano, cuando las temperaturas están en su punto máximo.

Con qué frecuencia regar y fertilizar: Mientras crecen, los cactus y las suculentas deben regarse al menos una vez a la semana. Algunas personas riegan con más frecuencia que esto. Durante cada riego, remoje bien la tierra, para que el agua salga por los 'orificios de drenaje' de las macetas. Durante la temporada de crecimiento, se puede agregar al agua un fertilizante equilibrado, que se ha diluido a 1/4 de concentración, para cada riego. (Un fertilizante balanceado es uno que tiene proporciones aproximadamente iguales de nitrógeno, fósforo y potasio. Un fertilizante 10-10-10 diluido a 1/4 de concentración es ideal).

Cuando el clima se enfría y la duración del día se acorta, las plantas entran en un período de descanso. Durante ese tiempo, aumente el intervalo entre riegos y deje que la mezcla para macetas se seque entre riegos. Algunas personas dicen que durante la inactividad, los cactus y las suculentas deben recibir suficiente agua para que no muestren signos de marchitarse. Use algo de sentido común aquí. Si sus plantas se mantienen en el interior en el alféizar de una ventana en una habitación con calefacción durante el invierno, necesitarán más agua que si pasaran el invierno al aire libre. En cualquier caso, no fertilice sus plantas durante la latencia.

Hay excepciones a las pautas anteriores, ya que algunos cactus y, especialmente algunas suculentas, son cultivadores de invierno. Una vez más, su club local de cactus y suculentas puede ayudarlo a determinar los hábitos de cultivo particulares de sus plantas.

Una palabra sobre el agua: El agua del grifo a menudo puede ser alcalina y / o dura, lo que significa que contiene altas concentraciones de minerales disueltos. Estos minerales pueden acumularse en el "suelo" de la planta con el tiempo y causar daños. Esta es una buena razón por la que sus plantas deben ser 'replantadas' periódicamente. La acumulación de tales minerales también puede causar la formación de depósitos antiestéticos, especialmente en vasijas de arcilla sin esmaltar. Nunca riegue sus plantas con agua que haya pasado por un sistema de ablandamiento que utiliza sal como agente de recarga, ya que estos sistemas simplemente reemplazan la "dureza" del agua con iones de sodio.

El agua de lluvia es preferible al agua del grifo si puede recolectarla y almacenarla.

Luz

A la mayoría de los cactus y suculentas les gusta la luz brillante, pero no todos pueden tolerar la luz solar directa e intensa, especialmente en combinación con altas temperaturas. La intensidad de la luz en la que prosperará una planta depende de la especie. Una planta cultivada en condiciones óptimas de luz tendrá un "aspecto normal" (sin estrés) y es más probable que florezca que una cultivada en condiciones de iluminación subóptimas. (Tenga en cuenta que las suculentas, y especialmente los cactus, tienen edades muy diferentes en las que florecerán. Por ejemplo, incluso si le da a su plántula de Saguaro gigante (Carnegiea gigantea) condiciones óptimas en todos los sentidos, es probable que no la vea florecer en su vida).

Si bien las condiciones óptimas de iluminación dependen de la especie, existen algunos signos generales que indican que su planta recibe demasiada o muy poca luz:

Demasiada luz: Cuando su planta recibe demasiada luz, puede aparecer "descolorida", adquiriendo un aspecto "descolorado" o volviéndose amarilla o incluso anaranjada. Tenga en cuenta que estos signos también pueden indicar otros tipos de estrés, como una enfermedad o demasiada agua, así que use el sentido común al hacer su diagnóstico.

Si su planta se mueve repentinamente a condiciones de luz solar muy brillante, o si el clima repentinamente se vuelve cálido con abundante luz solar, su planta puede quemarse. Esto puede suceder muy rápidamente y puede dejar cicatrices en la planta por el resto de su vida, por lo que debe estar alerta para cuando ocurra tal condición y tomar precauciones para evitar quemaduras.

Muy poca luz: Si su planta recibe muy poca luz, podría etiolarse y / o parecer que busca la fuente de luz. (La etiolación es la condición en la que una planta se "dibuja", por ejemplo, una planta de cactus que normalmente es redonda comienza a verse como si se estuviera estirando desde el punto de crecimiento en su centro). Su planta sufrirá si se deja en tales condiciones de luz durante mucho tiempo. Al hacer la transición de una planta de este tipo a una luz más fuerte, tenga en cuenta que será especialmente propensa a quemarse, así que haga la transición lentamente.

Tenga en cuenta que en la mayoría de los casos, es bastante normal que una planta crezca lentamente hacia la luz. Lo que desea evitar es la condición en la que está buscando la luz. Por ejemplo, si su cactus columnar está inclinado hacia la ventana a 90 °, está tratando de decirle algo.

Para una planta en maceta que crece lentamente hacia la luz con el tiempo, puede rotar su maceta para que crezca de una manera más equilibrada. Recuerde, si hace esto, que el lado de la planta que no haya estado expuesto a la luz solar directa durante mucho tiempo podría quemarse si hace la transición demasiado rápido. ¡Ten cuidado!

Macetas y macetas

Las macetas vienen en todo tipo de estilos y están hechas de varios materiales.

Materiales de la olla: Los materiales que se utilizan con mayor frecuencia para las macetas son el plástico y la arcilla / cerámica (vidriados o no vidriados). Los cactus y las suculentas se pueden cultivar con éxito en macetas hechas de cualquier material, y elegir uno sobre el otro suele ser una cuestión de preferencia personal.

Las macetas de plástico son más livianas, generalmente más baratas, ocupan menos espacio que las de barro o cerámica con las mismas dimensiones interiores y son fáciles de mantener limpias. Las plantas que se mantienen en macetas de plástico también tienden a requerir menos riego que las que se mantienen en macetas de arcilla sin esmaltar.

El peso adicional de las macetas de arcilla y cerámica proporciona estabilidad para plantas altas o pesadas en la copa. Muchas personas también sienten que una buena olla de barro o cerámica simplemente se ve mejor que una olla de plástico. Recuerde que si riega con agua dura, la acumulación de minerales en el exterior de las vasijas de arcilla sin esmaltar puede provocar la formación de depósitos antiestéticos.

Independientemente del material del que esté hecha la maceta, debe permitir un buen drenaje. Es muy difícil, si no imposible, cultivar un cactus o una suculenta con éxito en una maceta que carece de orificios de drenaje. Si encuentra una maceta que sea perfecta en todos los aspectos, excepto por la falta de orificios de drenaje, perfore usted mismo.

Estilos de macetas: Si conoce las especies de cactus u otras suculentas que tiene, puede elegir mejor en qué estilo de maceta guardarlas. Por ejemplo, muchas especies de cactus tienen raíces fibrosas que permanecen cerca de la superficie del suelo. Una planta así no sirve para una maceta estrecha y profunda; una maceta poco profunda con un diámetro relativamente grande le vendría mucho mejor. Si bien parecen bastante modestos por encima de la línea del suelo, muchos cactus y suculentas tienen un sistema de raíces tuberosas masivas y profundas debajo del suelo, y requieren una maceta adecuada para ese sistema de raíces.

A algunas personas les gusta usar macetas de bonsai para sus plantas. Estas macetas son a menudo muy atractivas, y un espécimen plantado y preparado hábilmente en una maceta de este tipo puede llamar la atención. Si tiene un espacio limitado, tenga en cuenta que las macetas de bonsái tienden a ocupar una cantidad relativamente grande de espacio, y su precio también puede llamar la atención.

Tierra: Las mezclas para macetas de cactus y suculentas a veces están disponibles comercialmente, pero a muchas personas les gusta crear su propia mezcla especial para sus plantas. Hay algunas características básicas que debe poseer una mezcla para macetas para cactus y suculentas. Quizás la característica más importante es que el suelo debe drenar muy bien. La mejor manera de lograr esto es agregando arena y gravilla de grado hortícola al componente de compost del suelo. Muchos creen que una buena proporción inicial para los componentes de la mezcla es un tercio de abono, un tercio de arena de grado hortícola y un tercio de arena.

Para el componente de compost, un número creciente de aficionados creen que no se debe usar un compost a base de turba, ya que parece contribuir a problemas de plagas como la 'cochinilla de la raíz' y el 'mosquito del hongo', y no contribuye mucho en el camino. de nutrientes a la planta. Muchas personas comienzan con una mezcla comercial para macetas de buena calidad para el componente de compost, y algunos la tamizan a través de una malla para eliminar "indeseables" como los pequeños trozos de madera y ramitas que a veces se pueden encontrar en tales mezclas.

No toda la arena es igual. El componente de arena debe ser de grado hortícola, relativamente grueso y afilado. Nunca use arena de grado no hortícola, como arena de relleno, ya que generalmente no se lava y puede contener, entre otras cosas, sal.

Para el componente de arena, la mayoría de la gente está de acuerdo en que la piedra pómez hortícola es la mejor. Tampoco está ampliamente disponible y puede ser costoso si puede encontrarlo. Algunos otros materiales que se pueden usar incluyen perlita, grava porosa y finos de lava. Las personas a menudo tienen buena suerte al usar productos de arcilla cocida para el componente de arena. Estos productos incluyen ciertas arenas para gatos y productos que se utilizan para absorber derrames de petróleo. Si usa uno de los productos de arcilla, debe asegurarse de que sea arcilla cocida que no se rompa y se convierta en papilla cuando se moja. Revise el etiquetado y, para asegurarse, pruébelo poniendo un poco en un frasco de agua durante un tiempo para ver si se descompone. La mezcla en su mezcla para macetas no hará ningún bien a sus plantas.

Como todo lo demás discutido hasta ahora, no existen reglas estrictas y rápidas para las mezclas para macetas, por lo que deberá experimentar con las proporciones. La relación de componentes anterior representa un buen punto de partida.

Trasplante: Idealmente, sus plantas deben trasplantarse todos los años para que pueda proporcionarles tierra fresca, inspeccionar y abordar los problemas con sus sistemas de raíces y trasladarlas a macetas más grandes si es necesario.

"Todos los años, sí, claro", probablemente estés diciendo. No es el único que dice eso. Sin embargo, para una mejor salud, sus plantas deberían al menos ser trasplantadas cuando empiecen a decirle que no están contentas en sus "excavaciones" actuales. Si su planta se ve desproporcionada con su maceta, está saliendo de la maceta, tiene raíces que están creciendo a través de los orificios de drenaje de la maceta o está escupiendo la maceta, ¿adivinen qué?

Para trasplantar, invierta la maceta y golpéelo suavemente para aflojar la tierra y las raíces de la maceta. Si la planta está unida a las raíces, es posible que deba recurrir a romper la maceta para sacar la planta.

A continuación, retire la tierra vieja de las raíces. Tenga cuidado al hacer esto, ya que desea minimizar el daño a las raíces. Un palo delgado, como un palillo, ayuda en este sentido. Con el palito, saque suavemente las raíces y retire la mezcla vieja. Este es un buen momento también para inspeccionar la mezcla en busca de "plagas". Si alguna raíz parece muerta y seca, se puede podar. Tenga en cuenta que algunas personas usan un chorro de agua fuerte, como de una manguera, para lavar la mezcla desde las raíces, en lugar de usar el método de la barra.

Vuelva a plantar la planta en la maceta nueva, que debe ser un poco más grande que la anterior y en proporción agradable con la planta. Primero, cubra los orificios de drenaje con fragmentos de olla de barro o malla (su olla tiene orificios de drenaje, ¿no?), Luego coloque la planta en la olla con una mezcla fresca y bastante seca. Es posible que desee aplicar un aderezo, como granito triturado, pero esto no es necesario. Ahora, no riegue la planta de inmediato. En su lugar, permita que la planta descanse fuera de la luz solar directa durante una semana o dos antes de regarla. Esto permite que las raíces dañadas se curen, ya que las raíces húmedas sin curar son muy susceptibles a las infecciones bacterianas o fúngicas.

El cuento de la vieja esposa desacreditado: ¿Recuerda que su abuela le dijo que siempre agregara una capa de guijarros en el fondo de una maceta al trasplantar, para mejorar el drenaje? Es posible que tu abuela haya hecho el mejor zapatero de cerezas del mundo, pero olvídate de este consejo sobre los guijarros. La mezcla para macetas en sus macetas debe extenderse hasta el fondo.

Unas palabras sobre el manejo de sus plantas: Los cactus y las suculentas crecen en algunos entornos extremadamente hostiles y, como tales, han desarrollado formas muy ingeniosas de defenderse. No dudarán en utilizar esos mecanismos de defensa cuando intente trasplantarlos o manipularlos.

A menos que seas realmente duro, probablemente te estés preguntando cómo vas a controlar tu cactus espinoso mientras lo trasplantas. Algunas buenas "herramientas" que se pueden utilizar incluyen periódicos o toallas de papel que se han enrollado o bloques de espuma.

Tenga en cuenta que no todas las espinas son iguales. Algunos pueden ser especialmente desagradables. Por ejemplo, ese grupo de cactus conocido como Opuntias - comúnmente conocidas como "higos chumbos" - tienen espinas que, a nivel microscópico, son púas y se rompen muy fácilmente y permanecen alojadas en la piel. OpuntiaLos s también tienen espinas finas llamadas "gloquidios" que, en casos extremos, se han metido en los ojos de las personas y han causado problemas. Algunos otros cactus, como algunos Mammillarias, tienen espinas en forma de gancho que se agarran fácilmente a la piel y la ropa.

Aún así, otras suculentas son conocidas por tener una savia venenosa o irritante. Plantas del género Euforbia son especialmente conocidos por esto. Tenga cuidado con ellos.

Plagas

Los cactus y las suculentas son, sin duda, plantas resistentes. Sin embargo, no están exentos de problemas. Pulgones, caracoles, babosas, trips y nematodos se encuentran entre los invitados que pueden dejar su huella en tu colección. A continuación se muestra una discusión de algunas de las plagas más comunes de los cactus y otras suculentas.

Cochinillas: Ninguna discusión sobre los cactus básicos y el cuidado de las suculentas estaría completa sin una discusión sobre las plagas, y ninguna discusión sobre las plagas estaría completa sin una discusión sobre nuestro pequeño amigo, la cochinilla. Las cochinillas, o "harinosas", como se las conoce a menudo, son insectos diminutos de aproximadamente 0,1 pulgadas (3 mm) de largo, que se envuelven en una cubierta algodonosa de forma ovalada. Es la presencia de estas masas algodonosas, en masa, en sus plantas, lo que indica el hecho de que ha sido invadido por harinosos. Las cochinillas viven toda su vida adulta dentro de sus fortalezas algodonosas, comiendo felizmente la savia de las plantas. Una planta infestada de cochinillas dejará de crecer, se debilitará y, a menudo, eventualmente sucumbirá a la pudrición.

Sus coberturas algodonosas los protegen de los depredadores Y de los pesticidas de contacto. Las infestaciones menores se pueden manejar frotando a las personas infractoras con un hisopo de algodón humedecido con alcohol isopropílico. El alcohol disuelve la cubierta dejándolos indefensos. Los insecticidas sistémicos se utilizan a menudo para controlar los ataques generalizados de la cochinilla.

Siendo siempre ingeniosos, las cochinillas también pueden atacar las raíces de sus plantas, en cuyo caso se les llama "cochinillas de las raíces". Si no ve ninguna plaga visible en una planta que parece enfermiza, la raíz podría ser la culpa. Para eliminar, quite la maceta de la planta y, si encuentra invitados no deseados, lave la mayor cantidad de tierra y bichos que pueda, sumerja las raíces en un insecticida sistémico y trasplante.

Ácaros araña: Los ácaros son criaturas diminutas que son casi invisibles a simple vista. Estas plagas se encuentran a menudo en sus redes blanquecinas, que a menudo se hilan cerca de la superficie de la planta. Cenan con savia de plantas. Las plantas infectadas a menudo desarrollan manchas amarillentas, que luego se vuelven marrones oxidadas, dejando cicatrices en la planta. Las plantas debilitadas son susceptibles a infecciones secundarias, ya sean virales, bacterianas o fúngicas.

Los ácaros odian estar mojados. Por supuesto, también lo hacen la mayoría de los cactus y suculentas. El riego y la nebulización por encima de la cabeza a menudo se enumeran como una prevención y una cura para los problemas de los ácaros.

Los ácaros no son insectos, por lo que los insecticidas suelen tener poco efecto sobre ellos. Sin embargo, se recomienda el uso de acaricidas para problemas generalizados.

Escala: Las escamas son insectos del tamaño de una cabeza de alfiler que aparecen como manchas marrones o bronceadas elevadas que se asemejan a las conchas de lapa marina. Las conchas son cubiertas duras que protegen a los insectos que están debajo. Como muchas otras plagas de insectos, se alimentan de la savia de la planta. Los brotes de escamas pueden tratarse de manera similar a las infestaciones de cochinillas.

Mosquitos de los hongos: Los mosquitos de los hongos son a menudo una molestia más que un problema. Cuando están presentes, son pequeñas moscas negras que a menudo se pueden ver en y alrededor de la superficie del suelo. En algunos casos, sobre todo cuando se trata de plántulas, sus larvas pueden causar daños y pérdida de plantas. Muchos aficionados informan que los mosquitos de los hongos son más comunes en suelos a base de turba.

Fuente: csssj.org

Enlaces

SUCCULENTOPEDIA: busque suculentas por género, familia, nombre científico, nombre común, origen o cactus por género


Suscríbase ahora y manténgase al día con nuestras últimas noticias y actualizaciones.





Resumen de consejos sobre el cuidado de las suculentas para principiantes

Espero que haya disfrutado leyendo sobre nuestros 8 consejos sobre el cuidado de las suculentas para principiantes y haya aprendido algunos datos interesantes sobre el cuidado de sus hermosas plantas. Las suculentas son plantas de interior fantásticas para principiantes porque requieren poco mantenimiento y poca atención, sin embargo, hay algunos consejos de cuidado general que debe recordar y los temas que discutimos son:

  1. El mejor tipo de macetas para suculentas.
  2. El mejor suelo para las suculentas.
  3. ¿Cuándo riegas las suculentas?
  4. Usando el mejor fertilizante para suculentas.
  5. ¿Las plantas suculentas necesitan sol?
  6. Plagas en suculentas
  7. Trasplante de suculentas
  8. Limpieza y cuidados generales

¡Espero que este blog le haya resultado útil y ahora esté completamente preparado para convertirse en miembro de la suculenta familia! En Succulent Care Guide nuestro objetivo es proporcionar contenido informativo sobre el cuidado de las plantas de interior. ¡Tenemos todos los mejores consejos, incluido cómo mantener a los gatos alejados de las suculentas para todos los dueños de mascotas! También respondemos todas las preguntas más urgentes, como ¿qué tan rápido crecen las suculentas? ¿Y por qué mi planta de jade deja caer hojas? También puede aprender sobre problemas específicos y las soluciones, como por qué está muriendo su planta de jade.

Si tiene alguno de sus propios consejos o trucos sobre el cuidado de las suculentas para principiantes, deje un comentario. Siempre estamos interesados ​​en aprender nuevas técnicas y escuchar lo que funciona para usted.


Consejos para el cuidado de cactus y suculentas

Dicho esto, es un hecho conocido que el hábitat natural de la mayoría de los cactus y suculentas está en el desierto. Por lo tanto, prosperan en un lugar donde hay muchos soles y un buen drenaje los hará crecer rápido y grandes.

Pero esto no se aplica a todos los miembros de esta familia de plantas. Para algunas especies, prefieren menos sol y condiciones húmedas, mientras que otras prefieren las extremidades.

Sin embargo, es importante identificar correctamente nuestras plantas. Y esto nos lleva a lo primero en nuestra lista de consejos para el cuidado.

Familiarízate con tu planta.

La mayoría de las personas se saltan este paso, pero, como ve, esto es lo ideal para hacer después, o incluso antes, de tener su planta. La mayoría de las plantas que están disponibles en la tienda tienen una etiqueta de identificación.

Si no hay ninguno, tómese su tiempo para charlar con el vendedor. Por supuesto, puede hacer algunas preguntas, como recomendaciones para principiantes y consejos sobre cómo hacer feliz a su planta todos los días.

Imagen de Isabel Estabrook en Pixabay.

Por otro lado, si el cactus que tienes te lo regalan, ¿no quieres cuidarlo bien? Investigar sobre su planta lo encamina.

Con la tecnología actual y la libertad de información, es más fácil buscar diferentes especies de cactus y suculentas en línea. Incluso hay aplicaciones que te ayudan a identificar plantas con solo tomar una foto.

Cuando estaba comenzando mi fascinación por los cactus, se convirtió en un hábito para mí buscar nombres científicos y orígenes de los cactus y suculentas que tengo. Finalmente, me topé con LLIFLE, una enciclopedia de plantas en línea, y la encontré realmente útil. Incluso tienen una sección separada para cactus y suculentas que me ayudan a crear este artículo de consejos de cuidado.

En consecuencia, es posible que se sienta un poco abrumado con toda la información que aprendió, especialmente para los principiantes. No olvide tomar notas o capturas de pantalla para futuras referencias. Después de captar suficiente información sobre tu amiguito puntiagudo, es hora de actuar.

Saber el 'lo esencial.'

¡Así que ahora eres un padre vegetal! S.M

y! ¿Que sigue?

Después de familiarizarse con su amada planta, es hora de poner a prueba sus conocimientos. Ambos florecen en las mismas condiciones y rara vez necesitan agua. Así que aquí están los LO ESENCIAL para hacer que tu amigo puntiagudo y regordete sea un poco más feliz cada día.

Imagen de Susanne Jutzeler, suju-foto de Pixabay.

Básico 1: Agua

Lo sé, le gusta mucho su nueva planta, pero POR FAVOR deje de regarla todo el tiempo. Este es el error más común que comete la mayoría de las personas.

Más específicamente, los cactus y las suculentas rara vez necesitan el servicio de su regadera de confianza. Almacenan agua en sus cuerpos regordetes, por lo que no se preocupe, pueden sobrevivir incluso después de una semana sin regar.

Es cierto, estas plantas son resistentes. Podrían sobrevivir con poca agua, pero no prosperarán. Bueno, los cactus crecen durante las estaciones más cálidas, por lo que es posible que deba regarlos regularmente en ese momento. Una vez a la semana es una rutina ideal. Si los días se vuelven demasiado calurosos, dos veces por semana está bien, siempre y cuando tenga sus plantas en una mezcla arenosa para macetas y un buen drenaje.

Para cuando la temporada es más fría, la mayoría de estas plantas quedan inactivas. Dejan de crecer cuando bajan las temperaturas y la luz del día. Aumente los intervalos entre riegos a medida que sus plantas entren en letargo. Deje que la mezcla para macetas se seque antes de volver a regar.

El riego también depende de la ubicación de su planta. Es posible que deba regarlo con regularidad si está al aire libre bajo la luz solar directa. Al contrario, menos riego si está adentro.

Entre riegos, conviértase en un hábito de controlar sus plantas. ¿El suelo ya está seco? ¿O todavía está mojado? Simplemente introduzca un dedo en el suelo y lo sabrá. Si no quiere ensuciarse las manos, inserte un palito de barbacoa.

Foto de Severin Candrian en Feey

Al regar, abstenerse de usar botellas con atomizador. Use una regadera de cuello largo en su lugar, o algo cercano a uno, y aplique agua al nivel del suelo. Es importante que el agua se salga de la olla. A los cactus y las suculentas no les gusta que sus raíces permanezcan en el agua durante mucho tiempo. Recuerda, Mantén el agua fuera del cuerpo de tu planta..

También podrías intentar riego de fondo. Es una forma eficaz para la mayoría de las plantas a las que no les gusta mojar el cuerpo y las hojas, como los cactus y las suculentas. Busque un recipiente lo suficientemente grande para que quepan las plantas que le gustaría remojar. Llénelo hasta la mitad, luego puede dejarlo solo. Después de 10 minutos, verifique si absorbió suficiente agua. La superficie debe estar visiblemente húmeda. Si aún está seco, es posible que desee dejarlo durante otros 20 minutos. Aunque asegúrese de eliminar el exceso de agua.

Además, si vive en un lugar donde hay una temporada de lluvias, intente recolectar agua de lluvia si sus plantas están en el interior. El agua de lluvia es mucho mejor para la mayoría de las plantas en comparación con el agua del grifo. Tus plantas te lo agradecerán a la larga.

Imagen de Alina Kuptsova en Pixabay.

Básico 2: Mezcla para macetas y drenaje

Estos dos trabajan juntos. Necesita que su planta tenga un drenaje rápido mezcla para macetas en una olla con un buen agujero.

Los cactus y las suculentas están comúnmente disponibles o ya están en macetas, mientras que los que se compran en las tiendas en línea llegan por correo sin raíz. De cualquier manera, asegúrese de que la mezcla de tierra que tenga sea adecuada para cactus y suculentas.

Para que la planta prospere y prospere, sería de gran ayuda imitar su entorno natural. En este caso, estamos hablando del hábitat de cactus y suculentas. Más concretamente el suelo arenoso y pedregoso de donde proceden. Algunos eran incluso nativos de grietas rocosas y acantilados. El suelo arenoso debajo de ellos permite que el agua se seque fácilmente a pesar de las fuertes lluvias.

Al elegir su mezcla para macetas, puede optar por los suelos comerciales disponibles en su ferretería más cercana. En una comparación de Mountain Crest Gardens, encontrará que bajo el mismo ambiente controlado, cada suelo es diferente.

Pero siempre puedes hacer el tuyo propio. Es mucho más económico, especialmente si ya tiene recursos en su jardín. Y es una forma divertida de involucrarse más en su jardín.

Foto de Neslihan Gunaydin en Unsplash

Al crear su mezcla, es importante tener en cuenta que la tierra debe drenar muy bien. No existe una receta fija para la mezcla para macetas "perfecta" porque depende de lo que esté disponible en su área y de lo que se ajuste a sus necesidades. Además, no todas las plantas son iguales.

Sin embargo, siguiendo la proporción de mezcla 1/3 materia orgánica y 2/3 materiales minerales funciona como magia. Puede usar esto como una fórmula general para hacer su mezcla para macetas.

Ediciones de Laracs Foto de cactus de Scott Webb en Unsplash

Materiales orgánicos: Suelo, abono, vermicast, turba de coco, corteza de pino, cascarilla de arroz (Fresco o Carbonizado)

Materiales minerales: Piedra pómez, perlita, arena gruesa, grava, roca de lava

Al elegir sus ingredientes, priorice lo que tiene. Sea ingenioso. Algo de esto podría estar disponible en su jardín, o tal vez su amigable vecino tenga algo. Estos son materiales baratos y se pueden encontrar fácilmente en la tienda de jardinería a su lado.

A través de esta actividad, se compromete más con sus plantas. Puede mezclar y combinar, elegir uno de cada uno o combinar esto y aquello. Solo tenga siempre en cuenta que el resultado debe ser un mezcla de drenaje rápido y el volumen total debe estar de acuerdo con el proporción.

Además, elegir las macetas adecuadas para tu cactus puede marcar la diferencia. Aquí hay una breve comparación:

  • Vasijas de terracota y cerámica son transpirables y funcionan bien en espacios interiores o exteriores. Aunque se calientan cuando se colocan bajo el sol directo, lo que podría secar la planta.
  • Macetas de plastico son más baratos y menos frágiles. Pero no es tan transpirable en comparación con la terracota o la cerámica.
  • Macetas / contenedores de madera son un poco fuera de lo común pero hermosas. Lo malo es que no dura mucho y puede dividirse con el tiempo.
  • Contenedores de vidrio son increíblemente hermosos, pero en su mayoría carecen de orificios de drenaje. Además, es una elección frágil.
  • Contenedores de metal son interesantes pero no. Le estás dando a tu planta una muerte lenta. Este tipo se calienta o se enfría fácilmente.

Imagen de Terco en Pixabay.

Básico 3: Luz de sol)

Aquí viene el sol, doo-dun-doo-doo

Y ya está todo listo, ahora busquemos un buen lugar para su planta. Si vive en un espacio pequeño, el lugar está idealmente al lado de la ventana. Si es una ventana orientada al sur, entonces ganaste un premio gordo. A ventana orientada al sur es el mejor lugar para sus plantas de interior. Pero si tiene ventanas orientadas al oeste o al este, asegúrese de que su planta no reciba la luz directa del sol del mediodía.

Del mismo modo, al aire libre, coloque sus cactus y suculentas orientacion sur. La regla general aquí es coloque su cactus en un área brillante pero no bajo la luz solar directa. A menudo pensamos que nuestras plantas necesitan mucho sol, así que las llevamos a un lugar donde reciba mucho. Como resultado, la luz intensa convierte las plantas en amarillas, así que, a menos que quieras una planta amarilla, no la pongas directamente bajo el sol por tiempo indefinido.


Suculentas para principiantes - Guía básica de cuidado de plantas suculentas

Las suculentas son un grupo muy diverso de plantas que tienen un atractivo atemporal para cualquier jardinero, sin importar cuán verde sea su pulgar. Con un número casi infinito de variedades, el cultivo suculento puede mantener interesado incluso al cultivador y coleccionista más ávido. Y con sus necesidades de bajo mantenimiento y su disposición para propagarse, son fáciles de cuidar y perdonan a los jardineros principiantes que aún se están acostumbrando.


Consejos esenciales para el cuidado de los cactus para principiantes

La mayoría de ustedes probablemente optará por comprar un mini cactus, ya que son lindos y se pueden colocar dentro o fuera de la casa. Independientemente del tamaño de la planta que elija comprar, los consejos fundamentales para el cultivo de cactus seguirán siendo los mismos.

Elige las mejores macetas para cactus

Para comenzar con nuestros consejos de cuidado de cactus para principiantes, comenzaremos por el principio, que es elegir el mejores macetas para cactus . Es posible que se sorprenda tanto como nosotros cuando descubrimos que, en realidad, es necesario pensar mucho en el tipo de maceta en la que decide plantar su cactus. En primer lugar, querrá pensar en un par de cosas sobre el material y el tamaño . Una vez que lo hayas ordenado, puedes empezar a pensar en la estética.

Entonces, ¿qué maceta de material es mejor para un cactus?

Material de arcilla

Las ollas de barro son siempre un ganador simplemente porque se drenan rápidamente. Los cactus absorben agua, pero el agua debe poder drenar para que no dañe las raíces y las pudra. Las macetas de arcilla también facilitan la determinación del nivel de humedad del suelo, ya que una vez que se absorbe el agua, la maceta se volverá de un color más oscuro. Las macetas de arcilla también suelen ser más baratas que otras y vienen en una variedad de colores para combinar con la decoración de su hogar.

Material de madera

Las macetas de madera son perfectas si tienes un cactus al aire libre, ya que pueden retener el agua durante largos períodos de tiempo y no caen en las malas temperaturas. También quedan muy bien en jardines. Lo único negativo de una maceta de cactus de madera es que a veces pueden ser propensos a pudrirse después de un tiempo, lo que podría afectar a tus hermosos cactus. Sin embargo, esto se soluciona fácilmente forrando su maceta con una hoja de plástico.

Material de plastico

Las macetas de plástico, convenientes, baratas y fácilmente disponibles, son un gran material para plantar su cactus. Las macetas de plástico vienen en una variedad de colores, patrones y tamaños y se ven fantásticas en el hogar. Son reutilizables y tienden a durar más que las ollas de barro y madera. El único inconveniente es que si se dejan al sol, pueden decolorarse. Aconsejamos usar solo para plantas de interior.

Una vez que haya elegido un material adecuado, puede comenzar a pensar en el tamaño.

What cactus pot size should I get?

Luckily, when you purchase a cactus, there will usually be a sticker on the side telling you how large a planter you need. The reason they have this is that there should be enough room left in the pot for natural growth.

You don’t want a cactus pot size that’s so small it restricts the roots, but you also don’t want one that’s so big you end up overwatering. As a rule of thumb, the pot you choose should have ¼ of an inch between the main body of the cactus and the end of the rim of the pot. Size and depth should also be considered when choosing a cactus pot, you should allow only a small amount of extra space on each side and around 1 – 2 inches at the bottom for growth. A container too big will also make the roots weak and you will start to notice it droop, leading you to ask ‘why has my cactus gone floppy?‘.

Choose the best potting soil for cactus

So you have your planter sorted. Next on our steps of cactus care tips is to choose the best potting soil for your cactus . You are going to need a soil that has excellent drainage, whilst at the same time has all the nutrients it needs.

The best potting soil for cactus will be a blend of porous inorganic material mixed with a lesser amount of fast-drying organic media. The first will ensure drainage, whilst the latter will deliver water and nutrients to the roots when needed. ( view source here ).

A common soil used for drainage is often sand but you can also substitute this for gravel, grit, or granite. For the organic media, we advise coco coir or peat moss.

If you are not quite feeling up to mixing together your own cactus soil, then there are plenty of nutritious, ready mixed cactus soil that you can buy – just look out for the ingredients we have mentioned above and you should be good to go.

It is also vital you get a well-draining soil or else you may be opening yourself up to pests and infestations.

When to water cactus

Onto cactus care tip number 3, and maybe the most misconceived. Many people believe that you can leave your cactus for months without water and this is just not the case. Even though cacti and succulents are designed to soak up water in their stems and leaves, it doesn’t mean that they will thrive off little water. In fact, it is almost certain that they won’t. Underwatering will cause shriveling, whilst over watering will stump growth or kill your cactus. You need to find a happy medium and avoid doing too little or too much.

Spring and summer

During the warmer seasons (spring and summer), you should water your houseplant weekly. Give your potting soil a good soak and allow the extra water to drain away. Ensure that the soil dries out slightly before rewatering, but you don’t want it to be completely crisp dry. Spring is also when most types of cacti will flower, but how often do cactus bloom?

Autumn and winter

During winter and autumn, you’ll want to give your cactus a rest. Make sure that in between watering, you let the soil completely dry out. This can be anywhere between 2 weeks and a month depending on the environment they are in.

Use the best fertilizer for cactus

Cacti don’t require feeding often but when they do, you’ll want to make sure you are using the best fertilizer for cactus . You will want to use a quarter or half-strength fertilizer as strong fertilizers may cause problems. Make sure it is low-nitrogen and water-soluble.

Your cactus will only need fertilizing in the growing months and even then, should be used sparingly. You should only fertilize your plant either just before the growing season or at the very beginning and will only need to do so once. Fertilizing can help if you are wondering how to make cactus grow faster!

A great cactus care tip is to remember that using too much fertilizer can actually cause more damage than harm, so be careful. Use about one teaspoon of your cactus feeding blend and mix with a gallon of water. Start off slow and if you don’t see results you can always add a touch more fertilizer down the line.

Does a cactus need sunlight?

If you’re wondering ‘ does a cactus need sunlight? ’, then the answer is yes! Another crucial cactus growing tip. Seeing as most cacti originate from hot desert countries, you will need to ensure your indoor plant is getting enough sunlight it requires for it to grow and bloom. However, too much sunlight can cause sunburn, which will lead to your cactus turning white. You should be frequently rotating your plant if it is placed near a window.

A south-facing window is usually ideal as this will give the cactus the most sunlight. If a cactus doesn’t get enough light then you may encounter some common cactus problem s. Often the tell-tale signs will be discoloration. A beautiful deep green cactus will start to turn pale green, whilst the purple, yellow and pink cactus will turn back to plain green. You will also notice odd growth patterns that may look smaller than the rest of the plant. This is known as etiolation . If you notice your cactus turning black, then it could be down to temperature trauma too!

If you really want your cactus to thrive, then you should be looking at around 4 – 6 hours of sunlight a day.

Pests on cactus

Occasionally you might find that your houseplant has been infected with pests. La most common types of pests you will find on your cactus are mealybugs and spider mites. Controlling and eliminating these pests from attacks can be difficult as they are small and hide in places that make them hard to see. They will also often have a cotton type covering to protect them.

So, what cactus care tips are there on protecting your plant from pests?

Mealybugs are quick to spread from plant to plant, so once you have noticed them it is important to act quick on eliminating them for good. They like to feast on the new growths of your cacti and you will spot them in all the nooks and crannies of your plant. They have a white substance and are hard to spot. We can’t be 100% sure of what initially attracts mealybugs on cactus but overwatering and over-fertilizing have an effect for sure.

If you are looking for a natural remedy to get rid of mealybugs then try dabbing the white substance and bugs with a cotton bud covered in denatured alcohol. Do this as often as needed to kill all the bugs and you should be checking around once every three weeks.

On the other hand, a great chemical solution is Imidacloprid . This chemical is effective against mealybugs and is lower in toxicity to animals than other options. You should water your cactus once every few months with Imidacloprid during active growth.

Spider Mites

Si usted tiene spider mites on cactus , then you will notice that they stunt growth and will damage your cactus by sucking at the plant’s juices. They are tiny little brown insects and from a human eye can look like brown dust. Because they are so small, they are often hard to identify. You will find them in colonies and you will probably notice the small webs they form to protect them from predators before you notice the mite itself.

To get rid of spider mites, you should use a good miticide and follow instructions carefully. If you are looking for a home remedy, then you should try neem oil. As spider mites get underneath the plant, you’ll need to make an effort to do this with the neem oil too.

Repotting Cactus

Although cactuses are low maintenance and don’t need repotting often, it is important that you are aware of when you will need to do so. The most common reason you will need to repot your cactus is for soil replenishment and when you need a bigger pot.

If you’re wondering when to repot cactus, then a great tip is to repot when you see the roots coming out the bottom of its container. Seeing roots means that it is ready for the next size pot. Cactus like to be snug and can live in the same container for years, so ensure you are only going one size up. The best time to repot your cactus is during active growth. If you don’t use fertilizer, then you should be looking at repotting once every 2 years for soil replenishment.

There are so many cactus care tips on how to repot a cactus but one thing to remember for sure is to wear gloves! You don’t want your spike friend to hurt you.

Propagate

Maybe not a care tip as such, but if you own a cactus plant then propagation should definitely be on your mind! Plant propagation is the act of reproducing through cuttings of your cacti. It’s a great way to grow your collection, whilst saving money.

The great thing about cactus is that it is commonly known that propagating is very easy. Propagating cactus is fairly straightforward and there are a number of different methods you can use including division and cuttings.

Division is great if you only want to reproduce a few plants or if the plant itself has become overcrowded. It is essentially where you divide your current plant by the root ball and repot.

Using cuttings is the most common type of propagation as most succulents root easily from its leaves. Cutting is where a piece of root, stem, or leave is taken from the plant and encouraged to grow under favorable conditions. It is important to let the cutting dry out before replanting. This is popular because it is cheap, effective and you will see results fairly quickly.


Ver el vídeo: Secretos Para Que Tus Suculentas Nunca Se Te Mueran


Artículo Anterior

Como nacen los pequeños del caballito de mar - noticias curiosas

Artículo Siguiente

Cómo hacer un pozo con sus propias manos: un ejemplo paso a paso de construcción